martes, 8 de mayo de 2012

Incentivos laborales: a ti ¿cómo te motivan?





Hay muchos incentivos: razones que nos impulsan a ir en determinada dirección y actuar de determinada forma. Pero cuando hablamos de Incentivos en el ámbito laboral, podemos distinguir tres grandes tipos de incentivos:



  • Extrínsecos: aquellos que impulsan a la persona a levantarse por las mañanas y cumplir con sus actividades, por ejemplo: sueldo, fama y reconocimiento.
  • Intrínsecos: retos que el trabajador busca, por ejemplo: la satisfacción con el deber cumplido y el sentirse útil.
  • Trascendentales: aquellos que responden a cuestiones tales como ¿qué impacto tiene lo que yo hago?, ¿tiene algún fin transcendental?... y otras relacionadas con la libertad y responsabilidad del trabajador, quien encuentra sentido a su trabajo y tiene misiones “motivadoras” como por ejemplo: las investigaciones médicas o científicas, las acciones de desarrollo sostenible y de responsabilidad social.
El jefe que sólo motiva en lo extrínseco ve al empleado como una "máquina de hacer dinero", simple "mano de obra" y la manera que tiene de incentivarlo está mediatizada por la coacción: le reconoce o le regaña. Quien sólo da incentivos extrínsecos consigue que el empleado se implique débilmente a la empresa: mientras no paguen más, no dará más.
Cuando se opta sólo por lo intrínseco, el jefe ve al empleado como  alguien que tiene competencias y conocimientos y le incentiva con retos, trabajo atractivo y desarrollo profesional, enfocándose exclusivamente en las emociones de la persona.
En cambio, el jefe que impulsa con motivos trascendentes es el que más posibilidades tiene de conseguir trabajadores comprometidos, porque mientras la persona sienta que la misión por la cual trabaja vale la pena, seguirá ahí.
Entonces ¿Cómo motivar?
¿Qué tipo de incentivos debe utilizar un directivo?
¿Sólo los transcendentales?
¿Cuáles son los más “rentables”?

Depende, respuesta odiada pero así es: depende del trabajador, depende del sector o tipo de trabajo, depende del entorno… El Líder - no el gestor - de un equipo será aquél que conoce tan bien a cada uno de los miembros de su equipo que no tendrá que plantearse esta pregunta, simplemente Escucha y Actúa en consecuencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es importante. Compártela con nosotros!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...