miércoles, 29 de mayo de 2013

¿Emprendedores o Autónomos como salida a la crisis?



Empiezo con esta pregunta ¿Eres emprendedor o autónomo? Porque no, no es lo mismo y aunque designen conceptos que se suelen confundir, se trata de realidades muy diferentes.

Un autónomo designa a quien trabaja por cuenta propia, para lo cual se ha inscrito en RETA, un régimen especial de la Seguridad Social. Está a medio camino entre los trabajadores asalariados y los empresarios y por ello se enfrenta a  unas ventajas e inconvenientes únicos.

En cambio, un emprendedor es una persona que es pionera en algún campo dentro de la sociedad y que pone en marcha un proyecto.

Las motivaciones tampoco son las mismas:

Los emprendedores suelen ser personas que quieren poner en marcha un proyecto empresarial (sea cual sea la forma administrativa que tome, entre las que puede hallarse la figura del trabajador autónomo), generar riqueza económica y social (en forma de empleo) y cumplir un fin determinado.

Sin embargo, los trabajadores autónomos suelen ser personas que desarrollan una profesión y una actividad económica para llegar a fin de mes, siendo éste, en general, su mayor objetivo a largo plazo. Se autoemplean, bien porque no encuentran trabajo por cuenta ajena, bien porque prefieren hacer dicho trabajo en otras condiciones, teniendo un mayor  control de su propia carrera profesional, horarios y objetivos.

Por eso me asombra tanto que el Gobierno haga una y otra vez un tottum revolutum con estos dos conceptos porque está claro que cuando afirma que quiere fomentar el emprendimiento y el autoempleo,  se refiere a ambos términos como sinónimos y está ofreciendo soluciones comunes a realidades bien diferentes.

Se trata de dos situaciones que requieren medidas apropiadas a cada caso y en nada tiene que ver el “caldo de cultivo” necesario para el emprendimiento con la situación del autónomo.

No niego que el autoempleo del autónomo pueda ser una posible salida a la crisis pero continúo pensando que no es la solución al paro, tal y como nos quieren vender una y otra vez. 

Un autónomo tiene que hacer un estudio responsable de la situación de su nicho profesional, su propia situación económica y del potencial de sus clientes antes de auto-emplearse.  

Y el emprendedor,  debe hacer su plan de empresa o business canvas antes  de emprender y no lanzarse al vacío, como parece que se anima últimamente a hacer. Y sobre todo, el factor desencadenante tiene que ser un buen proyecto a poner en marcha y no un problema (el desempleo)

este país, desgraciadamente y emulando a la película: "No es país para emprendedores ni autónomos" (por ahora). Queda mucho camino por "arar" antes de animar a la gente a sembrarlo.

Y vosotros/as ¿Qué pensáis? 

Finalizamos con un poco de humor, que siempre nos hace falta;))


9 comentarios:

  1. Oportuno post dadas las circunstancias actuales. Sólo recordar dos dichos: no mezclemos churras con merinas (autónomos y emprendedores) aunque se venda mejor ser emprendedor que autónomo, y cómo decía Aristóteles no hagamos de la necesidad virtud. La mayoría de la gente de nuestro país que esta en estos momentos optando por el autoempleo lo hace para intentar sobrevivir... habrá que ver si esto de animarles mediante ayudas públicas lo que genera no es más personas y familias endeudadas a medio plazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Jota, tanto se habla del tema confundiendo términos que uno termina harto. Sobre todo cuando ve que el propio Gobierno lanza medidas que puedan servir indiscriminadamente para unos y otros. Se está avanzando algo, lo último con lo del IVA pero queda mucho trecho por recorrer.
      Y por supuesto, no puede ser la solución a un problema. Ésa no es la forma idónea de autoemplearse o emprender.
      Gracias Jota.

      Eliminar
  2. Em cualquiera de los dos casos , ya se trate de emprendedores o autónomos (la línea a veces es delgada) el problema es la dificultad de empezar independientemente del nicho de mercado al que te dirijas o la especialización, no sólo por las ayudas sino más bien por las trabas administrativas y fiscales que se les ponen. Un buen tema para debatir.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no se puede vender el autoempleo o el emprendimiento como la panacea porque no lo es. Y más en este país donde hay más trabas administrativas y fiscales que ninguno. Sí está bien que se hayan dado cuenta de la urgencia de hacer reformas en este sentido. Pero lo que deberían, en mi opinión, es separar bien los conceptos porque las medidas para cada uno son o deberían ser distintas.
      Gracias y saludos

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. La verdad que es un tema de actualidad, pero honestamente opino que se ha hecho un trenzado de conceptos y palabras donde se ha debido (¡ojalá que no!) de confundir -tras aclarar- los términos y significados.

    Referente a los conceptos "Emprendedor", "Autónomo" y "Autoempleo" aún siendo diferentes, en algunos casos van por separado, en otros, dos de ellos van juntos, y también en ocasiones, los tres coinciden en una empresa o persona.

    El "Emprendedor", siempre cotizará como autónomo (al trabajar por cuenta propia) y puede ser a su vez (si emprende su aventura de negocio, 'solo') alguien que 'ejerce el Autoempleo' y si su emprendimiento es compartido (varios socios emprendedores) todos ellos serán emprendedores y cada cual cotizará de autónomo y por lo tanto, son 'empresarios' y cotizan de autónomos teniendo en cuenta que, ser "Autónomo", es la forma o modalidad de cotizar en la Seguridad Social (diferente a la del régimen general, específica ésta para ‘empleados’ con contrato laboral) y para quien trabaje por su cuenta o con un contrato mercantil.

    Entonces, como el 'emprendedor' y el que esté en 'autoempleo', siempre van a ser autónomos, (al trabajar por cuenta propia, bien asociados o solos) a veces dicen 'autónomos' en discursos y conferencias, porque visualizan en todos éstos, sus formas de cotización a la Seguridad Social, que es lo que preocupa, aunque la conversación vaya de emprendedores o sobre el autoempleo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, yo sí que creo que son conceptos diferentes. El emprendedor NO siempre cotizará como autónomo, como dices, sino que puede que lo haga como SA, SL, SLNE, etc. según la forma administrativa que elija. Es verdad que también puede elegir ser autónomo pero no le suele compensar al responder con todos sus bienes.

      El Emprendedor, aunque suene a obviedad es una persona que emprende: bien sea creando una empresa, con un proyecto social (emprendedor social)o siendo pionero en algún campo concreto.

      El autónomo, no siempre "emprende" sino que muchas veces ejerce una actividad económica para llegar a fin de mes, sin mayores pretensiones.

      Por eso, aunque en ocasiones ambos conceptos estén presentes en una misma persona, son colectivos diferentes que requiere medidas y apoyos también diferentes. Cuando el Gobierno habla de fomentar el emprendimiento y el autoempleo sin distinción, propone medidas más dirigidas quizás al autónomo puesto que el emprendimiento requiere un apoyo a largo plazo y una visión estratégica diferente.

      Muchas gracias por tu comentario y saludos.

      Eliminar
  5. Excelente post. Gracias por compartirlo. Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por pasarte por mi blog.
      Saludos

      Eliminar

Tu opinión es importante. Compártela con nosotros!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...